PREGONES  Y
 HEMEROTECA DE      MÁGUEZ

 

INICIO

SALUDO ALCALDE

PRESENTACIÓN

PREGONES

AGRADECIMIENTO

MÁGUEZ

PRENSA

LA SOCIEDAD

REFER. HISTÓRICAS

CARTELES

OCIO

FOTOS ANTIGUAS

DATOS INTERÉS

PERSONAJES

ENLACES

AUTORES

 

PREGÓN  DE  LAS  FIESTAS DE  “SANTA BÁRBARA  1999

POR 
 
D. TOMÁS RODRÍGUEZ ACUÑA


Texto Pregón  PDF

 

            Dignísimas  autoridades,  queridos  amigos  y  amigas. 

            En  primer  lugar,  quiero  expresar  mi  más  sincero  agradecimiento  por  la  distinción  que  han  tenido  con  mi  humilde  persona  al  designarme  pregonero  de  las  Fiestas  de  Santa  Bárbara  99,  sin  duda  alguna,  las  Fiestas  más  entrañables  e  importantes  de  mi  pueblo.

          La  presente  celebración  tiene  características  especiales  e  irrepetibles,  conmemoramos  la  última  festividad  de  Santa  Bárbara  en  este  milenio  y  al  mismo  tiempo  celebramos  el  25  aniversario  de  la  construcción  de  la  nueva  ermita  de   Máguez.

             Una  de  las  manifestaciones  culturales  más  importantes  de  un  pueblo  es  la  fiesta,  en  ella  reflejamos  nuestra  identidad  como  pueblo,  nuestra  creatividad,  y  olvidando  la  rutina  y  el  trabajo  diario  gozamos de  unos  días  de  sana  diversión  y  convivencia  con  nuestros  convecinos  y  visitantes. 

            La  historia  de  Máguez  como  pueblo  se  remonta  a  los  antiguos  pobladores   de  isla  de  Lanzarote,  los  diversos  grabados  hallados  en  la  Peña  de  Cabrera  Peraza  atestiguan,  junto  a  otros  restos,  la  existencia  de  estos  pobladores  en  esta  zona.            

             Leonardo  Torriani  en  1586  menciona  el  nombre  de  Máguez  como  importante  lugar  al  lado  de  Haría.

             La  profunda  devoción  del  Licenciado  José  Luzardo  por  Santa  Bárbara  y  el  amor  que  profesaba  a  su  pueblo,  Máguez,  motivó  que  fomentase  la  construcción  de  la  ermita  de  Santa Bárbara.  El  29  de  febrero  de  1732  el  Licenciado  José  Luzardo,  Manuel  Betancort  y  Juan  Fernández  Betancort,  vecinos  de  Máguez,  realizan  escritura  de  permuta  con Juan  Fernández  de  un  almud  de  tierra  para  fabricar  la  ermita  de  Santa  Bárbara.

             Seguidamente  comenzará  la  construcción  de  la  ermita  de  Santa  Bárbara,  y  aún  no  estará  terminada  en  1776,  tal  como  menciona  “El  Compendio  breve  y  famosso  que  habla  de  la  Isla  de  Lanzarote”,  donde  relaciona  a  Máguez  como:

             “En  lo  primero  que  cae  más  al  norte,  ay  un  lugar  que   llaman  Mágues, de  71  vecinos,  en  donde  está  una  Capilla  de  Santa  Bárbara,  aún  no  perfeccionada”  (es  decir,  no  terminada).  En  esa  fecha  Máguez  contaba  con  284  habitantes,  cantidad  similar  a  la  que  tenía  Arrecife  por  entonces  y  el  doble  de  habitantes  que  Tahíche.

             La  vieja  ermita  de  Máguez  fue  padeciendo  el  paso  del  tiempo  al  lado  de  la  Sociedad  hasta  su  demolición,  para  ser  construida  en  1974  la  nueva  ermita  en  su  actual  ubicación,  con  la  inestimable  colaboración  de  César  Manrique,  Máguez  pierde  así  el  edificio  más  emblemático  de  toda  su  historia.

             D.  Tomás  López  en  1799  al  hablar  del  pueblo  de  Haría  hace  mención  al  pago  de  Máguez  y  a  sus  producciones  agrícolas:  “Pago  de  Máguez.  Queda  al  Norte  y  Nordeste  del  pueblo  de  Aria.  Es  el  mejor  de  sus  pagos a  un  cuarto  de  leguas  poco  más  o  menos.  Tiene  una  ermita  llamada  de  Santa  Bárbara  con  49  vecinos  y  190  almas.  Al  oeste  están  dos  valles  que  los  divide  la  montaña  llamada  de  la  Campanilla,  el  primero  hacia  a  Aria  se  llama  valle  de  los  Castillos  donde  hay  algunas  higueras  de  leche  y  el  otro  valle  de  Montañes  que  también  tiene  de  las  mismas  higueras.  Más  hacia  el  Norte  sigue  la  montaña  de  Gayo,  de  bastante  extensión,  y  en  su  cima  tiene  una  fuente  que  si  es  algo  salobre  debe  consistir  en  la  calidad  del  terreno  por  donde  se  filtran  las  aguas,  pues  es  bastante  alta  y  allí  no  puede  elevarse  la  de  la  mar  como  sucede  en  los  pozos  que hay  en  Aria.  Más  al  Nordeste  esta  otra  montaña  se  llama  de  Juan  del  Añil  en  el  Cercado  nombrado  del  Gobernador,  y  entre  Aria  y  dicho  pago  la  montaña  nombrada  de  la  Atalaya.  De  manera  que  el  pago  de  Máguez  queda  situado  entre  estos  valles  y  montañas,  y  a  sus  faldas  forma  una  mediana  llanura,  la  cual  y  las  faldas  de  montañas  y  los  valles  tienen  alguna  arboleda generalmente  higueras  de  leche  y  algunos  tunos,  produce  trigo,  cebada,  centeno,  millo,  barrilla,  papas  y  algunas  cochinillas”.     

             Viera  y  Clavijo  al  hablar  del  municipio  de  Haría,  relaciona  el  pago  de  Magua,  tal  vez  en  clara  referencia  a  las  maguadas  o  harimaguadas  prehispánicas.

             En  el periodo  comprendido  entre  los  años  1788  y  1814  surge  el  conflicto  más  importante  que  ha  tenido  este   pueblo,  motivado  por  el  administrador  del  Marqués,  Juan  Creagh  al  despojar  a  los  vecinos  de  Máguez  del  término  del  pueblo  o  llanos  de  Máguez,  pleiteando  estos  por  medio  de  su  apoderado,  el  coronel  Francisco  Guerra  Clavijo  (El  mayor  Guerra)  contra  los  derechos  esgrimidos  por  el  Marqués,  dictándose  auto  el  30  de  abril  de  1814  a  favor  de  los  vecinos  sobre  la  posesión  del  común  de  Los  Llanos  de  Máguez. 

            La  sinrazón  y  la  crueldad  de  la  guerra  civil  española  la  sufrió  nuestro  pueblo  en  mayor  medida  que  ningún  otro  de  la  isla  debido  fundamentalmente  a  que  una  parte  de  su  población  era  de  izquierdas  perdedores  en  la  contienda  sufrieron la  represión  de  la  dictadura. 

            La  guerra  europea  complicó  aún  más  las  cosas  para  este  pueblo  en  el  aspecto  económico,  basado  fundamentalmente  en  la  actividad  agropecuaria,  soportando  situaciones  insostenibles,  como  eran  las  cartillas  de  racionamiento  e  impulsando  aún  más  la  emigración  a  América  (Cuba,  Argentina,  Uruguay  y   posteriormente  a  Venezuela),  a  otras  islas  del  Archipiélagos  y  a  la  propia  capital  de  la  Isla.

             Sin  embargo,  aún  en  los  peores  momentos  de  su  historia  como  pueblo,  en  Máguez  floreció  la  cultura  y  la  práctica  de  actividades  deportivas  y  de  ocio.  Las  representaciones  teatrales  eran  sin  duda  la  manifestación  cultural  más  importante.  La  cultura  caminaba  al  lado  del  Centro  Democrático  de  Máguez,  que  como  sociedad  impulsaba  el  desarrollo  cultural  y  social  de  sus  habitantes.  En  1937  existía  el  “Cuadro  de  Aficionados  de  Máguez”,  que  realizaba  importantes  representaciones  teatrales.  He  leído  hace  pocos  días,  con  gran  satisfacción  por  mi  parte,  que  la  actual  Corporación  tenía  el  propósito  de  fomentar  la  actividad  teatral  en  el Municipio,  gran  acierto  que  aplaudo  y  aliento  para  que  el  auge  que  tuvo  en  su  momento  vuelva  a  renacer.

             La  lucha  canaria  y  el  fútbol  le  dieron  renombre  a  Máguez  en  toda  la  isla  y  aún  fuera  de  ella,  al  tiempo  que  medía  la  eterna  rivalidad  entre  Máguez  y Haría  en  las  distintas  competiciones. 

            ¡Cuántas  personas  de  este  pueblo,  sacerdotes,  maestros,  presidentes  de  la  Sociedad  de  Máguez,  y  un  largo  etcétera,  de  una  forma  totalmente  altruista  conformaron  la  cultura  de  este  pueblo!  A  todos  ellos  nuestro  más  sincero  homenaje  y  gratitud. 

            Nuestro  pasado  como  pueblo  es  importante  y  obligación  de  todos  es  difundirlo  y  conocerlo,  pero  también  es cierto  que  nos  debe  ocupar  preferentemente  el  presente  y  el  futuro.  Lanzarote,  y  sus  pueblos  en  general,  está  sufriendo  una  cierta  crisis  de  identidad,  nuestra  idiosincrasia,  costumbres,  el  respeto  a  la  palabra  dada  que  fue  el  mejor  patrimonio  que  hemos  heredado  de  nuestros  mayores  debemos  seguir  conservándolo  y  enseñarlo  a  nuestros  hijos,  sin  que  eso  suponga  ninguna  renuncia  a  la  modernidad  de  la  sociedad  en  que  nos  ha  tocado  vivir. 

            El  desarraigo  social  de  muchos  de  los  habitantes  que  se  instalan  en  nuestra  tierra  también  es  un  serio  problema  a  considerar  y  que  por  diversas  circunstancias  también  está  afectando  a  nuestro  pueblo. 

            Pero  sin  duda  alguna  si  queremos  afrontar  un  futuro  mejor  para  todos  no  hay  mejor  solución  que  las  inversiones  en  educación  y  cultura.

            Fortificaciones,  cavadores  de  tumbas,  fundadores,  revistas  y  protectora  contra  el  rayo,  fuego,  muerte  repentina  e  impenitencia. 

            Que  Santa  Bárbara,  bendita,  siga  protegiendo  a  nuestro  pueblo  y  por  mi  parte  expresarles  a  todos  mi  cariño  y  mi  entera  disposición  para  cuanto  ustedes  estimen  oportuno.     

            Felices  fiestas  de  Santa  Bárbara

             Muchas  gracias.

 


 
 
InicioSaludo Alcalde | Presentación | Pregones | Agradecimientos  | Máguez | Carteles  |   Prensa  | Referencias Históricas | La Sociedad  |Ocio |  Fotos | Datos de interés | Personajes | Enlaces | Autores |

Web Realizada por Oscar Torres
Autores:  Oscar Torres  y  Jesús Perdomo