PREGONES  Y
 HEMEROTECA DE      MÁGUEZ

 

INICIO

SALUDO ALCALDE

PRESENTACIÓN

PREGONES

AGRADECIMIENTO

MÁGUEZ

PRENSA

LA SOCIEDAD

REFER. HISTÓRICAS

CARTELES

OCIO

FOTOS ANTIGUAS

DATOS INTERÉS

PERSONAJES

ENLACES

AUTORES

 

PREGÓN  DE  LAS  FIESTAS DE  “SANTA BÁRBARA  2018"

POR   
Nereida Pérez González



 

        

Hola, muy buenas noches a todos…..Antes que nada quiero agradecer públicamente a la Presidenta del Centro que se hayan acordado de mí, como no, al Señor Alcalde, Marci Acuña, por ser el responsable de llamarme….pero no sin antes decirle que sinceramente, cuando me llamó estaba liada en el trabajo y creo que no ni lo que le contesté……Pero bueno, si alguna duda me quedó, al día siguiente me llamó mi profesor de la infancia, D. Rafael Curbelo, y si me quedaba alguna intención de decir que no, me la quitó de una vez……Su manera de iniciar la conversación fue: a un profesor nunca se le dice que no…..Lo intenté, diciéndole que me consideraba joven para ser la pregonera, que iba a estar fuera el viernes,…..pero no hubo manera, y tal y como me advirtió nada más descolgar el teléfono, no le pude decir que no….. Así que aquí estoy, siendo la pregonera de las Fiestas de Santa Bárbara 2018.

 

Y bueno, una vez asimilada la noticia y siendo consciente de la responsabilidad que había asumido, tengo que reconocer que me siento muy orgullosa, que es un honor para mí, que he nacido, que me he criado y que he formado parte activa de la vida de Máguez, que se hayan acordado para que sea la pregonera de este año.

 

Te asaltan las dudas, cómo se hace un pregón, qué digo, a la gente qué le va a interesar mi vida con el pueblo, cuento la historia de Santa Bárbara…….qué decir o que contar para que la gente pase un rato agradable……Y después de pensarlo y reflexionar un poco decidí iniciar este pregón contando algo de la vida de mi padre y cómo me influyó para que yo también formara parte del día a día de Máguez.

 

Creo que ya todos me conocen y más después de la presentación que me han hecho, soy Nereida, Nery, hija de Jesús y de Tina, dos personas humildes, trabajadoras y que como la gran mayoría de las personas de esa época con mucho sacrificio sacaron adelante a sus familias. Fruto de su matrimonio nacimos tres hijos, Jesús,  Nereida  e Israel. Sin mis  padres estoy convencida que no sería la persona que soy hoy día, y por ello éste pregón va dedicado a ellos. Es un honor tener a mi padre entre el público de esta noche. Gracias papá y gracias mamá.

 

Mi vinculación con el pueblo viene en gran medida por mi padre, él era el panadero (puedo decir que nací con un par debajo del brazo) no sólo de Máguez sino de todo el municipio, de Los Valles, El Mojón y Guatiza, por eso era una persona muy conocida, siempre estaba dispuesto a ayudar y hacer recados……Fue de esas personas que tuvieron  que emigrar  a Venezuela para ayudar en la economía familiar (a los 25 años de edad, de 1957 a 1962), pero desde los 14 años estaba trabajando en la panadería que mi abuelo tenía, panadería que primero estuvo en la casa de Gregoria y Manuel Lorenzo, luego a la casa de Seña Regina (garajes de Manuel Lasso) y ahí fue donde hicieron la tienda-bar que llamaron el cangrejo (nombre por el que todavía a día de hoy se nos sigue conociendo). Luego para separar la tienda de la panadería se fueron a casa de Rafael Curbelo, donde luego vivió Domingo el Suizo, y ya por último se instalaron en la casa donde vivía abuelo Víctor, haciendo los almacenes para la panadería y al lado se hizo la casa de mi tío Perico. De ahí se asociaron con 5 socios, hicieron El Volcán que luego pasó a denominarse “Panificadora Lanzaroteña”.

Al principio repartían el pan en burros, luego bicicletas con cerones, luego motos pequeñas, luego la famosa Monteza de la que ellos tanto hablan, y ya luego los coches, tuvieron dos Peugeot, que uno era de 7 plazas y lo llamaban la pajarera. Para mandar pan a Tahiche, lo metían en un maleta y los camiones que estaban al servicio de Haría, Juan Rosa y Juan Duque lo llevaban. 

La gente de Órzola que no tenían coche para venir Haría a comprar y la tiendas que existían allí no tenían algunas cosas, mi padre se los llevaba, el gofio, las quinielas, etc…A cambio, los de Máguez y Haría cuando era la época de la matanza de cochinos, mi padre les traía la sal, ellos les daban los sacos el día antes y él los traía llenos de Órzola, y me dice…. así me salía gratis la sal a mí. 

Cuando el cuartel de la Guardia Civil estaba en Haría, en sus inicios no tenían ni coche, los guardias tenían que hacer el servicio caminando. Así que aprovechaban que el panadero se recorría todo el municipio, y ponían en los partes del trabajo que el servicio de Órzola y de los pueblos más lejanos, se tenía que hacer con el panadero. Había veces que ellos iban caminando y el regreso con mi padre. Así a su vuelta, paraban por Yé, en la Torrecilla y se echaban su vasito de vino…..Toda una autoridad en el municipio….. Su magnífica relación con la Guardia Civil continuó hasta que quitaron el cuartel de Haría, pues yo recuerdo de ir con él los sábados y me recorría todo el cuartel como si fuera mi casa, hasta donde estaban las armas me llevaban, recuerdo mucho a Antonio el de Severa..…..Hoy veo algunos de esos guardias jubilados, Diego, Roque, Juan el  yerno Maquita y aún me preguntan por mi padre y con añoranza me dicen, cuánto pan nos llevó Jesús a la Casa Cuartel……. 

Teniendo un padre que formaba parte de la vida del municipio, y de Máguez en particular, es fácil que los hijos se impliquen en el día a día del mismo, y eso es lo que me ha pasado a mí. Con apenas 4-5 años, los sábados me montaba en el furgón del pan…… porque quien no se acuerda de la pita del furgón por todas las calles, pi pi pi?? Y me recorría el pueblo y el municipio ayudándole, casi no podía con los sacos de pan, pero ahí estaba….De paso las tiendas (Erevista en Órzola, Antonia la del puente, Teresa en la Calle de San Juan y todas las de Máguez) me cargaban de golosinas porque era la niña del panadero, mi madre me peleaba cuando llegaba a casa y no almorzaba, pero yo venía muy feliz…. En Máguez en la época de mi padre habían siete tiendas (Celestino, Salvador Borges, Francisca-donde está la casa de Mercedes y Perico-Juan Rafael que luego se le arrendó a Nina, Paquita, Emilia, Manuel Lasso) miren si el pueblo tenía gente y actividad. Yo no recuerdo las 7, pero recuerdo 5, y de cada una tienes gratos recuerdos, Gregorio el de Emilia siempre peleando todo dobladito gritándole para que saliera, Celestino y Juan Rafael que en la misma tienda estaba la zapatería, la de Manuel Lasso y Paquita que vendían hasta los botines Crube que llevábamos al colegio,……Recuerdo como si fuera hoy, que mi padre siempre estaba contándome cuentos y me dice un día, que a Celestino, el padre de Mela, cuando lo querían ver enfadado le decían: Zapatero remendón caga peos en el Rincón….Y yo no tengo otra cosa que hacer, que un día, me bajo del coche, voy muy dispuesta con mis dos coletas, y le digo Celestino sabes, mi padre me dijo que le decían: Zapatero remendón cagas peón en el Rincón…….Bueno, mi padre casi me mata, mira que yo era la niña de sus ojos, pero ese día me cogió de la coleta y me sentó en el furgón….Hoy se ríe cuando lo contamos, pero aquel día maldita la gracia que le hizo….

Recuerdo perfectamente como mi padre dejaba el pan sobre la mesa de la cocina o amarrado a las puertas, si alguna vecina no salía y yo le decía: pero papá cuando te paga, y él me decía, ya me pagará hija, pero no la voy a dejar el fin de semana sin pan……Esas son las cosas y los gestos con los que te vas criando en un pueblo pequeño, donde todos éramos conocidos. 

En lo referente a la educación o enseñanza, desde apenas tres años nuestros padres nos mandaban a la escuela de pago con Elena, la hija de José María y con Juana Acosta a las escuelitas de abajo, era más que una escuela como una guardería……En esa época estaba Juana moceando con su actual marido, Claudio Perdomo, él venía a verla con su motito, y nosotros, capitaneados por Aníbal nos poníamos espiando y riéndonos…Desde que oíamos la moto ya sabíamos que él estaba fuera, así que desde que ella salía, aunque nos  dejara haciendo tarea, nosotros íbamos detrás…. 

Al pasar esa etapa de “guardería” nos fuimos a la otra escuelita y allí nos esperaba D. Rafael Curbelo, que me dio clase en primero y segundo……Nos hacía rabiar con una regla de madera que se ponía en la mano y parecía que nos iba a pegar pero nunca nos pegaba…..Así conseguía que estuviéramos atentos….Y de ahí, pasamos a la escuela de arriba para hacer tercero, cuarto y quinto con de Los Ángeles……..Una profesora bastante dura con tres cursos en la misma aula, con edades distintas y cada uno a su ritmo de revolución….Mi madre, como recuerdo esas clases….Mi pobre amiga Mariló, que la matemáticas no se le daban muy bien, qué mal lo pasaba cuando la sacaban a la pizarra…….La dejaba arrestaba hasta que terminara la división que incluso a veces no le daba tiempo ni de bajar a almorzar.

de Los Ángeles era mucho más exigente y la pobre a veces no nos podía meter a camino, algunos de mis chicos de Máguez eran malos-malos, las tizas y los borradores en aquella clase volaban. No le gustaba nada que nos olvidáramos del material……Yo la verdad que siempre he sido muy responsable para eso…..pero jamás me olvidaré de la única vez que no llevé el libro de sociales y me hizo copiar 500 veces “Hay que traer el material a clase”….Justo esa tarde íbamos a ir a Arrecife en la guagua a comprarnos la ropa para las fiestas de Santa Bárbara (antes se estrenaba para las fiestas del pueblo) con mi madre, mi tía Milagro y mi prima Leticia……Y claro, cómo iba a ir si tenía ese arresto de la copia para el día siguiente……Pues nada, mi prima Leticia que tenía una letrita muy redondita como la mía me ayudó hacerlo……Jejeje, hice un poco de trampa……La pobre, ayudándome y eso que yo todas las mañana le peleaba porque no le gustaba la leche para desayunar, y yo pasaba a recogerla para ir juntas al cole, le tocaba por la ventana de la cocina y nunca estaba lista porque no quería desayunar y mi tía hasta que no se la tomara no la dejaba ir…… Que recuerdos prima…..desde chica era mangoniona…..Todo el camino le iba resongando…

Las clases eran de turno partido, así que esas Casillas las hacíamos 4 veces al día…..y siempre le tocábamos en la ventana a Siña Matilde, la saludábamos, le preguntábamos como estaba y seguíamos….ya la pobre nos esperaba, y el día que por algo no parábamos, nos esperaba la hija Carmen la de Román en la puerta a ver qué nos había pasado…..Que bonito de verdad, porque no sólo íbamos los de la misma edad, sino que al estar mezcladas las clases, hasta mi hermano Isra y Chali; Pury, Dunia y Alison… iban con nosotros……Todo el barrio de abajo, nos uníamos en la era de Trapiche y de ahí subíamos las casillas…..

En los recreos jugábamos a todo, nos daba igual, no había diferencia entre chicas y chicos, bonita estábamos las chicas de Máguez para quedarnos atrás…..Hasta una vez en las escuelas de arriba a María Victoria le partieron un dedo jugando a marro de un pisotón que le dio Pablito el de Yolanda…..

 

Al terminar en el cole de Máguez, en quinto, nos teníamos que ir a Haría a cursar sexto. Eso ya era otra cosa, más profesores, más asignaturas, algunas que íbamos a cursar por primera vez como el inglés, más gente de otros pueblos, nos separaban por apellidos…..uffff que trauma……Pero luego, realmente no nos separamos tanto, al contrario, en los recreos siempre estábamos juntos y personalmente, tuve la gran suerte de conocer a mi AMIGA Pury la de Tabayesco y Elisa la de Mala.

 Nos tocó inaugurar el colegio San Juan de Haría, y tocar con la escuela de toque que llevaba Celestino Arráez y Pedro el de Mala…..Esa escuela de toque que a mi prima Leti y a nos encantaba ir porque éramos súper buenas…..Fatal, siempre nos poníamos atrás porque no sabíamos ni colocar los dedos en las cuerdas…..Sufríamos cuando íbamos a clase, te acuerdas prima???.....

 

Al terminar octavo, tocaba el viaje fin de curso…..A Tenerife y a La Gomera……Qué grandes recuerdos, era tu primer viaje, ibas sin tus padres, con chicas y chicos juntos,….Le tocó a Marinina y D. Juan Santana como controladores…..Casi los matamos a disgusto en ese viaje…..Porque de noche hasta por la ventana nos escapábamos……. a ver a dónde íbamos a ir en medio del Monte de la Esperanza….pero bueno, había que hacer trastadas….

 

Después del cole pues tocaba el instituto…..y ahí nos separamos un poco más, nos tocó la reforma del “Experimental” y algunas compis se fueron a Arrecife y otras incluso a Las Palmas, pero la gran mayoría nos quedamos en Haría, haciendo de las nuestras…..Recuerdo cuando estando en segundo les robábamos los dulces que vendían para el viaje de fin de curso a los de Cuarto en unos tambores de polvo Colón para comérnoslos en clase…..Un día entra Mario, que era director en esa época y nos trancó a todos con la “boca llena” de palmeritas de chocolate y los famosos pianos…..Bueno, no nos expulsó del Centro porque era aquella época…… 

Acostumbradas a ir caminando al cole, muchas mañanas íbamos perezosas por el camino, y al llegar a la esquina de Casa César ya veíamos que la guagua se iba…..Si era Paco el de y nos veía de lejos esperaba, pero si era Paco el de Haría, no había nada que hacer, a subir los Cascajos caminando para llegar a clase a tu hora y no llevarte el pleito…. 

Y del instituto a la Universidad…….una etapa diferente pero siempre vinculadas las chicas de Máguez, siempre juntas en las celebraciones y cada vez que podíamos a casa……. 

Qué hacíamos, por qué no nos aburríamos…….Pues sinceramente, al no existir sino la Primera de Televisión y en blanco y negro, no tenías maquinitas, solo teníamos muñequitas, calderos de todo tipo para las cocinitas, bicicleta…….pues a la calle a jugar y a inventar qué hacer…… Y al tener turno de mañana y tarde en clase, poco tiempo nos quedaba para jugar entre semana, así que los fines de semana los aprovechábamos a tope, y encima venían las de Arrecife, Carmen, Bárbara, sus amigas Macarena y …….., Noelia Acuña, Roberto…..y claro, éramos más….Esos  hoyos  de  Tahoyo  se  nos  hacían  pequeños,  La  Atalaya,  Los  Llanos,  todas  las montañas las recorríamos…..Jugábamos a policías y ladrones que los chicos se lo tomaban muy en serio, sobre todo Maía, que hasta en las palmeras nos amarraba, al boliche, titiriboya….. 

La verdad que mi infancia la recuerdo muy bonita, muy entrañable, con Mariló y mi prima Leti siempre haciendo trastadas e ideando. Al pobre Pancho “el gordo” mi vecino, lo teníamos hasta el moño, le tirábamos piedra en la puerta o le tocábamos y luego salíamos corriendo a escondernos en casa de mi abuela María para verle la cara cuando abría el postigo…..O nos íbamos a los techos de las escuelas de abajo a saltar de una casa a la otra y luego Octavio el de Juliana “la mocha” se lo decía a mi padre en la panadería por la noche…..Y ahí te iba, pleito….. 

En la panadería de casa de mi tío, Leticia y yo hacíamos de las nuestras, jugábamos a todo allí dentro, hacíamos tartas con barro y musgo de las paredes y hacíamos que las vendíamos en la venta, a médicos y enfermeras dentro de los carros del pan, a subirnos en las cestas como coches de rally y mi primo Víctor nos empujaba, a recortarle los libros a mi primo Pedro que casi nos mata porque le destrozamos uno de inglés para hacerle trajitos de colores a las muñecas de papel… 

Otro recuerdo muy importante está vinculado al grupo de catequesis, sobre todo porque la Catequista, Carmen Rosa la de Solita, siempre estaba intentando que siguiéramos, que no nos separáramos, que no se perdiera el grupo…..y lo consiguió, el mismo grupo de la Primera Comunión seguimos unidos hasta que hicimos la Confirmación (14.05.1990)…..íbamos a misa todos los domingos, cogíamos la cesta, nos peleábamos por leer, hasta por sacar a la virgen en procesión, que hay fotos donde las llevábamos nosotras…. Bueno, el trono de la Virgen que veremos el martes, está pintado por mí, hace unos años, estando Manolín de cura nos dijo que el trono era precioso pero que le hacía falta una pinturita…Pues ahí me puse unas tardes y lo pinté…. 

Al salir de misa los domingos tocaba ir a la Sociedad, a que Jesús Viñoly, con las 25 o 50 pesetas nos vendiera las golosinas, esas paletas de tres colores con una  pegatina de  los pitufos, los chicles bazoka, los palotes,…..Y nos íbamos pal barrio de abajo bien contentas….Mi prima Leticia y yo las íbamos reuniendo en la panadería y luego nos “pegábamos” nuestra gran zampada….En la época de Verano azul y cuando hicieron el teleclub, como había una televisión nos quedábamos a ver la peli a la salida de misa……Bueno, ver la televisión era la excusa, la cuestión era no irte para casa… 

Ese teleclub, en el que montamos nuestra propia discoteca, Mingo Olivero que venía de Las Palmas trajo una bola que con mi primo Víctor y Perico la instalaron y allí hacíamos nuestros bailes y pasábamos la tarde-noche de los sábados…. Ay Dios….cuando la orquesta Sonora Aganada empezó a funcionar con Francisco Javier el rubio, Ariel, Vicente…..le dejaron la Sociedad para que ensayaran, y nos decían a nosotros que fuéramos para ver si podíamos coger el paso, sobre todo el de la cumbia..…. 

Ya más adolescentes, en Semana Santa siempre íbamos al Vía Crucis de Haría y luego de amanecida para La Garita pateando, para pasar el día a la playa…..lo nuestro era no regresar pronto a casa……y aprovechábamos cada momento para estar en la calle…..

En las fiestas de y de Guinate siempre íbamos caminando todo el grupo y pasábamos el día hasta que algún padre nos fuera a buscar o sino, caminando otra vez antes de que se hiciera de noche…… 

Aquellos asaderos en la barraca, las alfombras de sal por el Corpus Cristhi, los cumpleaños, las fiestas de Santa Bárbara y San Pedro con Juanito Narcizo organizando los juegos infantiles……Ahora que nombro a una persona tan vinculada al pueblo y a mi familia, quien no recuerda los cochinos de Juanito en la esquina de la plaza sueltos porque se iba para Arrecife y no los cerraba bien…..o no les dejaba de comer y hasta el rabo del burro se lo comieron una vez, sino llega mi tío Víctor por allí se comen al burro…..El tractor de Juanito, haciendo ruido y en el que recuerdo una vez en Carnavales Mariló disfrazada con el traje de boda de su madre, su hermano Chali mi hermano Israel y yo nos recorrimos todo el pueblo sentados en la bandeja que tenía detrás…….Íbamos a casa de Dorina porque les encantaban los disfraces….. 

Esa participación en los playbacks haciendo de Pimpinela con Perico o bailando la Lambada con Ángel. Haciendo de presentadora en varias ocasiones…… 

Esas fiestas de Fin de Año donde íbamos a casa de mi tía Lidia y luego a la Sociedad de Máguez para de allí salir todos juntos….. 

Y una especial mención a los famosos sancochos de Máguez, con ese pescado salado, el gofio de Nazario y el Mojo Rojo de mi madre……Siempre con su batidora arrastra para hacer su Mojo, que bueno le quedaba…... 

En fin, siempre intentando aportar mi granito de arena a las fiestas y en la sociedad, en la Directiva (con Juan Acuña, Juanito el pelao, Pepe el sastre, Juan Manuel, Pepe Bonilla, Ambrosio, Antonio electricista,….), llevando el grupo de teatro “Vivencia de Antaño” con mi amiga Nuria hasta hace 5 años……En fin, creo que un pueblo no es posible si los vecinos no se implican en el mismo… 

Y en verano a Punta Mujeres, a bañarte a la piscina, en el muellito de Adolfo, a las salinas a llenarte de tierra, a estar en el palenque hasta las tantas jugando a las cartas,… 

Ya más grandita, a todas las verbenas de todos los pueblos, mi padre nos llevaba cuando se iba a la panadería y luego otro padre nos iba a buscar, hasta que mi primo Víctor sacó el carné….y ya está…la perdición……Verbenas hasta el amanecer…… 

Mi familia en el pueblo, siempre estaban participando, desde mis abuelas……. 

Mis abuelas…..qué decir de ellas…..María Jesús siempre al servicio del pueblo, con sus santiguados, sus inyecciones, sus estregones de barriga o de tronchones….En esa época no habían esguinces sino tronchones…..Venir de la playa con un dedo medio p´llá de jugar al fútbol delcazos y mi abuela en un momentito te lo dejaba todo en su sitio….Sus caldos de pescado con mojo rojo para su gofio escaldado, o ese puño de gofio para merendar con aceite, queso y azúcar…….Y Dominga, la recuerdo en el campo y de casa de Ciona a casa de Mercedes ayudando a apartar lentejas, garbanzos, etc……..y ese olor a potaje de garbanzos con carne de cochino los domingos al salir de misa, que desde que empezabas a subir la calle las Casillas ya lo olías…..comerte ese potaje en aquella cocina con historia….o ese bocadillo de huevo frito hecho en una sartén bien negra sentadita en la lajita que tenía en la huerta atrás…..Mujeres trabajadoras dónde las hubiera….. 

Por cochino……que olor y recuerdo te vienen a tu memoria cuando mi tío Aquiles hacía la matanza.... qué reunión más bonita con toda la familia y los vecinos…..Recuerdo lavando las tripas con mi tía Nina, Maquita y Adita para luego hacer chorizos y morcilla….Son cosas de las que no te puedes olvidar…. 

Mi tía Lidia, la capitana de tener la iglesia limpia todos los domingos…..ahí nos tenía, al pie del cañón a todas las chicas y a mi primo Víctor los viernes por la tarde, sacándole brillo hasta a las piedras…..Y a la madera del altar….de rodillas con el paño y el pronto para que quedara reluciente….Pues hasta el cura se resbalaba del pronto que le poníamos… 

Un  especial recuerdo  a mi  tío  Víctor,  muy  participativo en  todas  las  procesiones  y en  la Sociedad…. 

Qué recuerdos de una familia unida……mis primos jugando en casa de abuela María, en la higuera que teníamos allí detrás donde mi primo Pedro se partió el labio una vez…Con mi prima Leticia que era la hermana que ninguna de las dos teníamos… Lidia Esther, le llevo 8 años, ahora ven que nos llevamos muy bien pero de pequeña no la quería ver ni de lejos, esa chinija pegada a mi lado….Y ahí iba mi madre con ella cuando mi tía Lidia se iban a los médicos a Las Palmas…Mi prima Mary Susi, cómplices de todos nuestros andares de niñez, juventud y no tanta juventud en las fiestas del verano cuando estábamos en Punta Mujeres….Mi primo Víctor, mejor no cuente todo lo que sabe de nuestras vivencias de juventud….Y mis primos de Tenerife, que bueno cuando venían todos a pasar el verano a casa de mi abuela….que gran ilusión, hasta la ropa nueva la preparaba la noche antes para ir a recogerlos al aeropuerto…..Todos en general, unos más o otros menos por la diferencia de edad….Pues a mi prima Idaira lo que recuerdo es ver a mi tía embarazada, pues le llevo 12 años… 

Y mis hermanos……pues como hermanos son tus pilares, el grande para copiarte de las trastadas y el pequeño para protegerlo….y la del medio, la niña bonita o a la que nadie le hacía caso…….. 

No quiero terminar este pregón, sin antes nombrar algunas personas de mi pueblo que te dejaron gratos recuerdos, que seguro muchos se me olvidan y mañana cuando vuelva a leer este pregón diré….uyyyyy: mi tía Cirila con su carretilla cargada de compra para las Breñitas parando a ver a su sobrina y a dejarnos unas golosinas……..Guadalupe y Anacleto, mis vecinos de abajo a los que íbamos a jugar en la casa….Mi Tío Patricio que siempre venía en la guagua desde Arrecife con su gorro negro, tocaba en mi casa, se tomaba su vaso de agua y se volvía a ir en la guagua para cuatro esquinas, pero ya se quedaba tranquilo pues veía a su sobrina Tina…… La familia era fundamental en esa época, por eso se visitaban tanto y querían saber cómo estaban, había mucho contacto…….Gregoria y Manuel Lorenzo….que decir de ellos, una familia para mi…..ese garaje comiendo palomitas, pasando las tardes enteras, ….... 

Casillo al que le teníamos miedo cuando se emborrachaba, Juana Cabrera siempre con su pañuelo a buscar el pan, Rosario la barca, Mariquita y Ambrosio siempre sentados en la era y los veíamos al salir de clase, Lola la madre de Nievitas, perro vieja con sus bailes en medio de la calle….. 

Y mis chicos y chicas de Máguez, que también me dejaré a muchos en el tintero……Aníbal, Maía, Marcos, Tony “el nitri”, Tony “fosnaya”, Noelia Fernández, Noelia  Villalba,  Elixaida, Belén, Rossmery, Rosy, María Victoria, Mariló, Dunia, Leticia la de Cirilo, Gema, Acela, Francis, Julio César, Ismael…… Y las del Puerto…..Noelia Acuña, Bárbara, Carmen, Rober,...en fin, cuanta gente, cuantos momentos, y lo más importante…..a día de hoy, nos une una bonita amistad a pesar de pasar tiempo sin vernos…

Una vida de pueblo, de añoranza, de familia y de momentos compartidos que ojalá los niños de hoy día sean capaces de escribir en sus memorias tan buenos recuerdos como lo he hecho yo…..Qué mejor regalo le podemos hacer a una persona que nuestro tiempo…..!!!!!! 

Hoy día, gracias a mis sobrinos por llenar mi vida, a mi cuñada, mis hermanos, mi familia en general…..y sobre todo a mi padre….ese pilar ejemplo de fortaleza y sabiduría…… 

Muchas gracias a todos, a los que han podido venir y a los que no, pero que de una manera u otra me han arropado en este día tan especial para mí…… 

Espero que pasen unas Felices Fiestas de Santa Bárbara 2018.

 

 

Nereida Pérez González 01.12.2018-Máguez-

Santa Bárbara 2018

 

 


 

 
 
InicioSaludo Alcalde | Presentación | Pregones | Agradecimientos  | Máguez | Carteles  |   Prensa  | Referencias Históricas | La Sociedad  |Ocio |  Fotos | Datos de interés | Personajes | Enlaces | Autores |

Web Realizada por Oscar Torres
Autores:  Oscar Torres  y  Jesús Perdomo